Luego de unos cuantos meses de estar viendo y viviendo la vida pasar tantas situaciones y con tan diversas emociones me detengo finalmente a reflexionar acerca estos acontecimientos, donde indudablemente la plena realización de los mismos está estrechamente vinculados al grado de salud en que nos encontremos, tanto nosotros como la familia o personas cercanas con quienes nos relacionamos diariamente.

Cuando me refiero a FAMILIA es en el amplio sentido de la palabra donde se integra tanto la familia que estamos construyendo junto a mi esposa, hija e hijo; a la familia a la que pertenezco de nacimiento; a la familia que me ha adoptado como un nuevo hijo y a la familia de amigos verdaderos con quienes compartimos íntimas actividades sociales.

En mi caso particular los hechos que marcan la diferencia en este encadenamiento de acciones simultaneas son las vivencias de la FAMILIA y como en algún momento (y de hecho más a menudo de lo que me podía antes imaginar) algún miembro cae enfermo y requiere de un apoyo, en ocasiones poco pero en otras es inclusive necesario la coordinación entre múltiples familiares para poder solventar las necesidades.

Y este apoyo se ofrece y se brinda de manera incondicional por parte del resto de sus familiares, por que hay un afecto, un aprecio puro y sincero que nace del alma… amor por la otra persona a quien quieres ver sano y de nuevo disfrutando al máximo de la VIDA.

Definitivamente el atravesar momentos como estos te hacen valorar aún más a las personas con quien vives la VIDA, y nos deja la enseñanza de que es imposible (o muy dificil) hacerlo solos, pone en evidencia la dependencia que existe con los seres queridos, dependencia que es en dos vías, dando y recibiendo, por que al final de cuentas de eso se tratan las relaciones familiares, de compartir todas las experiencias, buenas y malas, festivas o en el sufrimiento… pero siempre acompañados y sabiendo que tienes personas a quien recurrir cuando se está agoviado y personas que auxiliar cuando están en apuros.

Por eso, si se tiene SALUD se puede disfrutar la VIDA de forma plena y en FAMILIA.

Gracias a mi FAMILIA por hacerme sentir lleno de VIDA en todo momento, cuando estoy bien o no tan bien de SALUD.

Saben que pueden contar conmigo!!!